Códice Xólotl.

Códice Xólotl.
ENCUENTRO DE XÓLOTL Y ACOLNÁHUATL EN TENAYUCAN

miércoles, 30 de marzo de 2011

MUJERES CÉLEBRES DEL MUNDO PREHIPÁNICO... (2)


Por: Ricardo M. Pilón A.

MACUILXOCHITZIN, "La venerable Cinco Flor". Poetiza de México-Tenochtitlan nacida hacia 1435, hija del legendario Cihuacoatl Tlacaelel y madre del principe Cuauhtlapaltzin. Fue contemporanea de tres tlatohuani: Itzcoatl, época en la que nació durante las conquistas de los territorios y aliados tepanecas, tendría 5 años cuando murió Itzcoatl; Moctecuhzoma Ilhuicamina, época del gran resplandor tenochca, tendría 34 años al morir éste; y Axayacatl, de cuyo poema sobreviviente esta dedicado al tlatohuani referente a la guerra con los matlazincas de Tolocan. Sin duda fue una mujer educada y cuyo poema muestra  el estilo poético de aquella época (siglo XV). Ella tendría 46 años a la muerte de Axayacatl. Se sabe de la existencia de varios poemas escritos por mujeres pero que de la cual no tenemos referencia de sus nombres; el caso de Macuilxochitzin es, probablemente, un caso excepcional ante el hecho de vivir una época del gran resplendor tenochca, ser hija de segundo al mando del señorio y gozar de una vida privilegiada en el que la escritura y la palabra estaba reservada a la nobleza. Su poema puede conciderarse "épico", pues hace referencia del avance tenochca en territorios matlazincas haciendo uso de alusiones y metaforas guerreras propios del pensamiento y poética mexica. Es decir, hace alusión de las hazañas "guerreras" de Axayacatl.

En homenaje a esta gran poetiza y de todas las mujeres del mundo en todo tiempo y todo lugar, ponemos a disposición su poema, según la versión de Angel Maria Garibay, para posteridad del  mundo:

"Empiezo a cantar yo Macuilxochitzin,
yo doy placer al autor de la vida.
¡Que empiece el baile!

En la región de los muertos
está también su morada:
no se lleven allá los cantos,
son solamente de aquí...
¡Que empiece el baile!

Itzcoatl pueden llamarte los que duran de Chalco,
fue tu suerte avasallar al Matlazinca,
oh Itzcoatl Axayacatl fuiste a dispersar
el pueblo de Tlacotepec.

Se revuelven y entrelazan
tus flores y tus fémulas de papel
y con ellas les das gusto al matlazinca,
al de Toluca, al de Tlacotepec.

Ahora es cuando se dan flores
y plumajes del autor de la vida.

Los escudos de madera se sostienen en las manos,
en el lugar del peligro,
en donde se hacen cautivos,
en medio de la pelea,
en el campo de combate.

Quieren ser iguales nuestros cantos,
quieren ser iguales nuestras flores,
hemos barrido cabezas para dar placer
al que da la vida.

La flor de la espada de madera en tu mano está,
oh Axayacatl y con ella echa brotes
la florida sangre divina, la florida hoguera,
y con eso se van embriagando los que van con nosotros.

Por nosotros abres sus flores de guerra
en Ehecatepec y en Mexico.

Avanzan y con ella se embriagan
y hay aplauso de los capitanes de guerra,
vosotros, de Acolhuacan y de Tepanecapan.

Cuando conquistó Axayacatl
por todos lados en la región de Matlazinco:
en Malinalco, Ocuila, Tecualoya y Xocotitlan.

De allá se vino a Xiquipilco.

Allá le hirió una pierna un otomí llamado Tlilatl.

Y cuando llegó a Mexico dijo a sus mujeres:
Preparen un maxtle y una tilma
y se lo darán y lo vestirán.

Y les dijo:
Vaya el otomí que me hirió en la pierna,
que viva en temor.

Y éste dijo:
Puesto que me tienen que matar ustedes,
que venga la tabla y el raspador.
Con esto viene a saludar el salvaje a Axayacatl.
Ya tendrá que temer.

Y así se lo dieron sus mujeres."

(CANTARES MEXICANOS. Fol.53v)*  


(*) Angel M. Garibay K. "Poesía Náhuatl" Vol. III. Edt. UNAM/Seminario de Cultura Náhuatl, México, 2000, pp.53 y 54.


Bibliografía:
- León Portilla, Miguel. "Quince poetas del mundo Náhuatl". Edt. DIANA, México,1994, pp.195-209.

(Se eligío la versión del poema la traducción de Angel Maria Garibay por conciderarse más apropiada y más trabajada en el sentido poético. La versión de León Portilla parece heber sido alterada en su texto en náhuatl)

1 comentario:

  1. Bello poema, seria maravilloso leerno en su idioma original

    ResponderEliminar